Desmantelar un edificio es un proceso delicado que conlleva procesos mecánicos y manuales, en nuestro caso estos suelen ser más delicados aún, pues existen instalaciones y elementos que vamos a seguir manteniendo y usando en un futuro próximo.

Estos trabajos se iniciaron el 11 de diciembre y el proceso de licitación para encontrar constructora continua su curso.

Se cuida y se revisan todos los elementos resultantes que quedan a la vista, desde los estructurales hasta las instalaciones para adaptarlas a la normativa vigente.

Estos trabajos tan delicados los ejecuta Trandex.

Durante este proceso uno puede observar y volver atrás e imaginarse cómo se ejecutó el edificio.

En el tipo de construcción del edificio de los Cubos, en especial, el hormigón está muy presente por cómo lo diseñaron los arquitectos (Michel Andrault, Pierre Parat, Aydin Guvan y Alain Capieu).

Lo más sorprendente fue cómo idearon los 16 pilares para que además de sustentar, aportaran también el trabajo albergar parte de las instalaciones del edificio.

Una gran mole, principalmente de hormigón y vidrio que forma un complejo sistema de cubos formando un Tetris. Curiosamente si uno se sitúa en el interior de este edificio ahora que está en pleno proceso de desmantelamiento, sentirá encontrarse dentro de un laberinto. Esto precisamente es lo que queremos modificar.

Los Cubos se edificó en un entorno privilegiado, a los pies de Madrid y aprovechándose de un terreno que lo eleva más aún y convierte en un gran castillo vigilando la ciudad.

Se ha re-diseñado para que la luz entre a raudales, para que las vistas privilegiadas sean aprovechadas al máximo por sus usuarios, esa sensación inicial de laberinto y oscuridad dé paso a espacio y confort.